domingo, 10 de julio de 2011

Las D'Aída, al fulgor de los cuartetos.



Omara Portuondo, Haydeé Portuondo,
Elena Burke y Moraima Secada
En 1992, al conmemorarse los cuarenta años de su fundación, organicé un homenaje en el Museo Nacional de Bellas Artes al Cuarteto Las D’Aída. Fue un lindo programa dedicado a aquellas cuatro muchachas, que bajo la dirección de Aída Diestro llenaron con sus hermosas voces los escenarios más importantes de Cuba y el mundo.

Fue gratificante preparar el guión, por la cantidad de información que obtuve, resultado de  una minuciosa investigación en el Museo de la Música, la Biblioteca Nacional y varios encuentros, que siempre son agradables, con Omara Portuondo.

Tengo que decir que me resulta muy cómodo trabajar con Omara y estoy seguro que es el sentir de muchos directores artísticos, lo mismo digo sobre Elena Burke y Moraima Secada. Esta última tenía un carácter un tanto especial y menos accesible, pero tampoco tengo quejas de su trato para conmigo, antes al contrario. Siempre la recordaré al igual que a su hermana Juana Mercedes, con mucho afecto y agradecimiento.

En el Parque Lenin, específicamente en la Casa de la Popularidad, había  trabajado con ellas a principio de los ochenta, en un espectáculo que se llamó “Las Muchachitas”  y que inicialmente iba a reunir a tres de las fundadoras del cuarteto para una ocasión. Imaginarán el impacto que causó ver actuar juntas otra vez a Omara, Elena y La Mora, que estuvieron por un año, dos veces al mes a las ocho de la noche, brindando a un público asiduo y fiel, aquellas descargas deliciosas que siempre terminaban con el tema “Amigas”, compuesto especialmente para ellas por Alberto Vera.

Muy lejos quedaban los días, cuando unas delgadas mulatísimas vinculadas musicalmente al movimiento feeling, saltaron a los escenarios. Aída Diestro y Las D’Aída se presentaron el 16 de agosto de 1952 por primera vez en el programa de televisión “Carrousel de las sorpresas” y ya se volverían habituales en los grandes espacios de televisión, radio, cabarets, clubes y llevarían su espectáculo, lleno de cubanía, al extranjero en importantes giras; Estados Unidos, Venezuela, México, Argentina, Francia, Japón, Unión Soviética, China entre otros.

Fue una década de fulgor para los cuartetos como agrupación vocal, surgirían Los Meme, Los Faxas, Los Cuatro, Los Bilbao, Las D’Enriquez, Los Zafiros, Las Hermanas Valdivia, Los Armónicos, Los Cañas… Fueron de las agrupaciones vocales, las más queridas en Cuba.

Es una lástima que no existe una historia de los cuartetos, aunque supe en mi reciente viaje a la isla, que mi amigo Miguelito de la Uz, ya fallecido, dejó inconcluso un proyecto de libro que estuvo preparando con afán sobre el tema. Ojala vea la luz algún día su trabajo y así no quede en la nada la perseverancia y la investigación de un hombre tan excepcional como Miguelito, ex director del Cuarteto Los Modernistas.

La agrupación no desapareció con la separación de las fundadoras. Aída Diestro falleció en 1973, Haydée se radicó en Estados Unidos y Omara, Elena y Moraima, pasaron a desarrollar una fructífera carrera como solistas. Siguieron su legado otros talentos como Teresa García Caturla, la que sería por muchos años su nueva directora y que mantuvo la sonoridad y acople de voces que imprimió Aída al cuarteto. También formaron parte de las nuevas D’Aída; Leonora Rega, Xiomara Valdés, Lilita Peñalver, Alicia Fraga, Cary Dolet y otras importantes voces de la canción en Cuba.

Por Carlos Bretón (Ambas fotos son de mi propiedad)


Aída Diestro



No hay comentarios:

Publicar un comentario