lunes, 28 de mayo de 2012

Suecia gana el Festival de Eurovisión. Por Carlos Bretón

Suecia ha ganado el Festival de Eurovisión que se celebró en Bakú, la capital de Azerbaiján.

Las encuestas la daban ganadora, pero como nunca se sabe si son fidedignas, teniendo en cuenta que los vecinos se votan unos a otros, había cierta expectativa.

Las abuelitas rusas, tuvieron un merecido segundo lugar y no comparto el criterio de un amigo, de que fueron votos simpatía. Posiblemente sedujo ver actuar a estas ancianas valientes, en un escenario gigantesco y con competidores tan talentosos, pero la canción era buena, la orquestación también y el montaje escenográfico fue muy trabajado.

España obtuvo un décimo lugar. Pastora Soler estuvo inmejorable. Con una calidad de voz rozando la perfección. Pero es así en un concurso de este tipo, en el que vota el público y por tanto, no siempre sale vencedor ni el mejor artista, ni la mejor canción.

Los cantantes de Albania, Lituania, Italia, Ucrania y Malta más allá de la puntuación obtenida, tienen una calidad artística palpable. Serán figuras que hay que seguir de cerca y les auguro una carrera brillante.

Aunque tengo que señalar que en este certamen hubo una excepción; Loreen que con su tema Euphoria. La chica de origen bereber, arrasó, con una puntuación superior en creces a los demás países concursantes.
En Suecia a sido celebrado con gran entusiasmo, muy lejos de la indiferencia que causó el triunfo de ABBA en el Eurovisión de 1974.


domingo, 27 de mayo de 2012

"Alitas de cucaracha" por Carlos Bretón

         La cucaracha, la cucaracha,                               La cucaracha, la cucaracha,
        ya no puede caminar;                                         ya no puede caminar;
        porque no tiene, porque le falta                          porque no tiene, porque le falta
        marihuana que fumar                                          una patita para andar
            Canción mexicana.                                                      Versión infantil



Cada vez que atravieso en Estocolmo el parque Humlegården, donde está erigida una enorme estatua de bronce de Carl Von Linneo, no puedo dejar de preguntarme, por qué escogió este importante científico sueco, una lengua muerta para clasificar plantas y animales.

Pudo anotarle un tanto al idioma sueco, tan poco conocido en el mundo o utilizar el tan universal inglés, o el romántico francés. Pero es evidente que si hubiera escogido un idioma de algún país concreto, no hubiera sido aceptado por todos como el latín, que nadie en el mundo moderno habla para comunicarse, salvo algunos en el Vaticano.

La única expresión que se escucha universalmente, cada vez que fallece un Papa, es en el balcón de la Basílica de San Pedro cuando el Cardenal Protodiácono anuncia; Annuntio vobis gaudium magnum; Habemus papam. Eminentissimum ac reverendissimum dominum (Fulano) Santae Romanae Ecclesiae Cardinalem (de tal) Qui sibi nomen imposuit (Mengano VII) y entonces Mengano VII, imparte la primera bendición Urbi et Orbi.

Así es como, gracias a Linneo, nombres vulgarares de seres vivos en el mundo como; cerdo, araña peluda, garrapata, ciempiés o el chimpancé tienen una denominación fonética más altisonante, a la vez que científica, y pasan por arte de magia y en el mismo orden mencionado, a ser; Sus Scrofa, Theraphosa Blondii, Ixofe, Lithobius Spx o Pan Troglodytes.

También la Cucaracha tiene sus apelativos según su especie. Blattella Germánica o Periplaneta Americana, las hay de todos los tamaños y colores e incluso hasta albinas. Sin embargo con este relato no pretendo hacer un estudio científico de este animal, sino un homenaje por extraño que parezca.

La Cucaracha que para la mayoría es repulsiva, tiene su lado positivo y ha sido escogida por muchos, para amenazas, para infundir miedo, para chistes, algunos de pésimo gusto, pero hay otros humanos que la han incluido con tonos más agradables, en cuentos infantiles, recuerdese La Cucarachita Martina, en canciones, como la famosa ranchera mexicana, en anécdotas fantásticas, y hasta en obras de arte, como la muestra de Roberto Fabelo que llenó, ante el estupor de los transeúntes, la fachada del Museo de Bellas Artes en La Habana con estas criaturas.

En una fiesta a la que asistí recientemente, había un gracioso de centro de mesa, que no paraba de hacer bromas aburridísimas, sin embargo, una de ellas llamó mi atención y creo que fue la única con la rieron a carcajadas quienes escuchaban. Dijo; Estaba una cucaracha bailando frenéticamente. Otra se la queda mirando y le pregunta: ¿Eso es salsa o reguetón? ¡No estúpida, corre, que es insecticida! Sin comentarios.

Durante los diez años en los que trabajé en el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, atravesé centenares de veces las calles de La Habana Vieja. Mi institución atendía administrativa y artísticamente el Castillo de la Real Fuerza. Estaban en los extremos una edificación respecto de la otra. No en todas las ocasiones bajaba hacia el puerto por la misma calle, sino que, Obispo, Ánimas, Obrapía o Lamparilla, formaban parte de mis recorridos.

Así rompía la monotonía, a la vez que apreciaba a plenitud los matices de esa maravillosa Habana antigua y colonial, con unas partes restauradas y por otras, todavía no. Un día me detuve frente a uno de los solares (ciudadelas)  característicos de la zona, para contemplar una puerta tan añeja como hermosa, coronada por aquellos vitrales semicirculares y multicolores. Los mismos que maestralmente Amelia Peláez, Portocarrero y otros pintores cubanos han inmortalizado en el lienzo.

Estaba absorto en mi contemplación, cuando vi salir una mulata a uno de los balcones interiores y gritar a todo pulmón: ¡Óyeme lo que te voy a decir, conmigo sí que no, porque yo te aplasto como a una cucaracha! Sentí el crujir del pobre animal debajo del pie de aquella cubana, pasadita de peso y con aproximadamente uno con noventa de estatura. No pude evitar sonreír, pero no de gozo, sino con una mueca de estupefacción.

Seguí mi camino, pero mi subconsciente comenzó a sacar del baúl de la memoria y en forma de flashes  recuerdos relacionados con las cucarachas. El primero, la aversión de mi hermana por estos insectos. Es increíble el efecto que podía producir  divisar una de ellas. Sus gritos se podían escuchar a más de un centenar de metros. Se subía encima de mesas, repisas y otros muebles, tirando todo a su paso.

El segundo, como a mi hermano Oscar una cucaracha le comió parte del bolsillo de una camisa, donde había olvidado un caramelo. Entonces enfurecido, le adjudicó incontables improperios y maldiciones a la especie y a colación fumigó la casa con tanta insecticida que aquel olor penetrante me provocó más de un ataque de asma.

Y un tercero relacionado con Pupito, un amigo de la infancia, que decía que no había nada más repulsivo que el sonido y el pus que provocaba cuando las aplastaba con el zapato. Yo siempre le respondía con la misma pregunta; ¿Y para qué lo haces? Porque no es que yo sea hinduista o budista, pero eso de ir eliminando por placer o por repugnancia animales que comparten con nosotros la tierra que habitamos, nunca me ha parecido nada correcto.

A mí nunca me han causado ningún sentimiento de repudio, aunque sé que a los ojos de muchos seres humanos, son feas, asquerosas, antiestéticas y algunos etcéteras. ¿Pero acaso no forman parte de la familia de otros insectos que no son considerados así? Por ejemplo las mariposas con sus alas polícromas o las luciérnagas, cuyas luces blancas eran una atracción en las noches en que en mi barrio había apagón eléctrico.

Sin embargo hay personas que sienten admiración por ellas, sobre todo entomólogos que las han investigado desvelando detalles interesantes, como su superioridad genética, teniendo en cuenta que han perdurado a grandes cambios y catástrofes atmosféricas en el universo. El ejemplo más claro es que son  testigos silentes del advenimiento de los dinosaurios en el triásico y de su total extinción en la era mesozoica. Las superaban desproporcionadamente en tamaño, pero no tuvieron tiempo ni de decirles adiós.

Otro estudio axiomático, es que son ellas las favoritas a sobrevivir un desastre nuclear por su capacidad para soportar grandes niveles de radiaciones. Lo contarán a los futuros habitantes del planeta, entre los que no estará incluida la especie humana. Seremos como otros tantos, a los que las cucarachas vieron arribar y desaparecer del globo terráqueo. Es Concluyente que no somos mejores que ellas biológicamente hablando.

El hombre, en su omnipotencia arrogante, ha decidido que hay que exterminarlas, para lo que se ha inventado un sinfín  de venenos; imiprotina, hidrametilnona, fipronil, deltametrina... Si tuviéramos más cuidado en mantener los alimentos bien almacenados, limpiáramos escrupulosamente con frecuencia nuestro entorno y generáramos menos inmundicia, las veríamos menos. Pero eso ya no es culpa de ellas.

Teresita Fernández, fue la primera persona que me hizo reflexionar a través de sus canciones, sobre lo maravilloso que es ver lo que nos rodea desde una perspectiva diferente. Por eso, nunca he dejado de escuchar sus composiciones, sobre todo una que refleja excelentemente algo que debíamos aprender; a mirar las cosas que nos parecen feas con mayor sensibilidad. Entonces, percibiremos a las cucarachas, como dice la trovadora, de otro color.


… alitas de cucaracha llevadas hasta el hormiguero,
así quiero que a mi muerte
me lleven al cementerio.

Basurero, basurero que nadie quiere mirar,
pero si sale la luna,
tus latas  van a brillar.

A las cosas que son feas, ponles un poco de amor,
y verás que la tristeza,
Va cambiando de color.














sábado, 28 de abril de 2012

El "Parque Lenin" pulmón verde de la Ciudad de La Habana

EL PARQUE LENIN (1972-2012) CUMPLE 40 AÑOS DE FUNDADO.
PRÓXIMAMENTE HOMENAJE A ESTE ESPECIO VERDE CONVERTIDO EN OPCIÓN RECREATIVO-CULTURAL.  
 POR; CARLOS BRETÓN

domingo, 4 de septiembre de 2011

UNA LINTERNA MÁGICA QUE DEJARON SIN BATERIAS. Por; Carlos Bretón


Próximamente homenaje al cineasta, escritor y director de teatro Ingmar Bergman a partir de las revelaciones de su libro; La linterna mágica.

lunes, 29 de agosto de 2011

WALT WHITMAN: EL PADRE DE LA POESÍA MODERNA ESTADOUNIDENSE. Por Carlos Bretón

Cuando toda Norteamérica en el siglo XIX estuvo embobecida con el romanticismo poético europeo, irrumpe en escena un hombre que queriendo darle a su obra un sentido nacional, revolucionó todo el estamento literario provocando que los críticos casi se lo comieran vivo: WALT WHITMAN, Poeta, ensayista, periodista y humanista.
¿Cómo se atrevía alguien a escribir una lírica, que nada tenía que ver con la belleza estética de poetas como; Lord Byron, William Black, Rousseau, Alfred de Musset, Madame de Staël o Gustavo Adolfo Bécquer? No menosprecio a estos valiosos poetas mencionados, pero si quiero destacar que, para sorpresa de todos, el gran señor de la barba utilizó imágenes y símbolos muy poco invocados en poesía como hojas podridas, ramitas de paja, escombros…
Leí a Whitman por primera vez con 20 años. Fue gracias a mi papá, un hombre culto y gran lector del que heredé, aún sin convivir con él, el amor que siento por la literatura. Me  impactó considerablemente “Canto a mí mismo” y su obra más emblemática; Hojas de Hierba, una perfecta fusión entre poesía y revelación con el verso libre como estilo. Una muestra del carácter provocador y transformador al mismo tiempo de un poeta decidido a mostrar la vida tal cual es, con las miserias humanas que van también de la mano con la esencia más bella de la existencia.
Fue un escritor comprometido y seguro de sí mismo, que compuso una épica americana única, y aunque ya hoy es considerado y venerado como el padre de la poesía moderna en Estados Unidos, fue muy vapuleado. Críticos y periodistas se turnaban para llamarlo de todo, aseverando que lo que publicaba era basura profana y obscena. Algo similar pasó con Van Gogh, con Isadora Duncan y otros grandes de los grandes. Es por eso que para mí no constituye un mérito especial ser lisonjeado por la crítica o tener un Nobel o un Oscar. ¿Cuántos artistas de talla excepcional nunca recibieron un premio por ser contestatarios? Y es que serlo tiene un precio que se paga altísimo.
No bastó tomarla contra su obra literaria y se cebaron con la presuntamente preferencia sexual del escritor. El crítico Rufus Wilmot Griswold expresaba en un diario que “Whitman era culpable de ese horrendo pecado que no debe ser mencionado entre los cristianos”. Fueron tan duros y virulentos los ataques que varios artistas lo apoyaron. William Douglas O´Connor, también poeta y editor del Saturday Evening Post, salió varias veces en su defensa y lo vindicó, publicando en 1866 un estudio que título “El buen poeta gris”, estableciendo el notable apodo por el que también se conocería al poeta y que contribuyó a aumentar su fama.
También José Martí, al que considero un crítico profundo, que siempre son los menos, le asignó un puesto extraordinario en la literatura de su país y de su época y en un artículo de 1887 para el periódico del Partido Liberal, nuestro apóstol elogia y exalta con su prosa sabia el talento creador del autor de “Leaves of Grass” (Hojas de hierba). Rubén Darío que llamó a Martí, maestro, tan pronto leyó su crónica, escribió un poema dedicado a Whitman, que publicó en su libro “Azul”.
El gran escritor argentino Jorge Luis Borges admiraba mucho a Walt Whitman y más de una vez declaró que se sintió ampliamente influenciado por su literatura. De Borges se conocen dos ensayos que forman parte de su libro “Discusión”; “Nota sobre Whitman” y “El otro Whitman”. Más tarde escribiría un poema dedicado a su memoria titulado “Camdem, 1892” (En referencia al año y lugar de la muerte de este, uno de mis grandes poetas favoritos)
Ningún estudioso de la historia de la filosofía, ningún amante de la lírica,  nadie que dignifique la libertad, puede obviarlo, porque no se puede entender realmente a los Estados Unidos sin Walt Whitman, sin Hojas de hierba. Muchos lo catalogan como el gran poeta de América hasta el momento y para mí, que soy quien estoy escribiendo este homenaje y que además me da la gana de decirlo; Whitman es la esencia de Norteamérica.

Poema XIX "Canto a mí mismo"

La mesa está puesta para el hombre.
Aquí está la carne para el apetito natural.
Siéntate. Que se sienten todos;
El malvado, y el justo. No desdeño a ninguno
Que nadie se quede a la puerta.
La manceba, el parásito y el ladrón están invitados;
Y el negro cimarrón y el sifilítico también.
No habrá diferencias ni privilegios para nadie.
Que se sienten todos.

viernes, 26 de agosto de 2011

TRANSGRESORAS, CONTESTATARIAS, REVOLUCIONARIAS. Por Carlos Bretón


GUADALUPE AMOR

Próximamente homenaje a esas grandes poetisas
que en su época revolucionaron el pensamiento y sobre todo rompieron cánones rígidos y conservadores: SAFO, GUADALUPE AMOR, ALFONSINA STORNI, DELMIRA AGUSTINI, GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA, LA CONDESA DE MERLIN.

GERTRUDIS GÓMEZ DE
AVELLANEDA
 


SAFO
 

DELMIRA AGUSTINI
 
CONDESA DE MERLIN

ALFONSINA STORNI

sábado, 20 de agosto de 2011

Anita Ekberg; ”Yo ni me acuerdo del sueco”. Por: Carlos Bretón

Ha sido en el extranjero, donde he tenido la oportunidad de conocer diversos prototipos de emigrantes; Los que tienen tan malos recuerdos de sus respectivos países (económica, social o políticamente hablando), que no quieren escuchar de la etapa que les tocó vivir aquí, o allá, siempre y cuando se esté mejor. Hay un grupo a los que la añoranza por su terruño los corroe psicológicamente y así, como diría un sueco; mer, och mer, och mer (más, y más, y más)

Kestrin Anita Marianne Ekberg, que nació en la sureña ciudad sueca de Malmö, el 29 de septiembre de 1931, es uno de esos casos de emigrantes de inquieto espíritu, que una vez que viajaron y conocieron otro ritmo más acorde con su temperamento, y de paso mejor clima, solo regresaron muy ocasionalmente.


Esta fenomenal rubia, actriz y modelo, fue la mujer más hermosa en 1951, año que conquistó el título de Miss Suecia, representando por tanto al país escandinavo en el certamen mundial. Después de este salto, volvió solo para recoger su equipaje, algunas pertenencias sentimentales y... ojos que te vieron ir. Hasta hoy.

¿Qué iba a hacer en la Suecia luterana tan despampanante cuerpo y similar efervescencia?  Ella misma contó, que el “Präts” (Cura de su parroquia) la amonestaba una vez sí y otra también, por su “deslizante intranquilidad y ligereza”. ¿Qué habría querido decir el sacerdote? Dejémoslo ahí.

Con exuberante juventud y escaso “vagage”, llegó a Hollywood, quizá motivada por el éxito de su compatriota la Garbo, pero con la diferencia de que no alcanzó en Norteamérica igual notoriedad. Eso sí, de todas formas participó en aquella legendaria cinta “Abot and Costello go to mars” y en otras películas que la convirtieron en un sex-simbol; “Loco por Anita”, “Guerra y paz”, “París Hollyday”, “La Espada de Damasco”, “Artistas y Modelos”... Aunque su papel más destacado en el cine, fue gracias a un golpe de suerte; que su camino se cruzara con el de Federico Fellini.

Cautivó a toda Europa en 1960, interpretando a Silvia en el filme “La Dolce vita”. Todo un clásico cinematográfico, que la catapultó a la fama y a la posteridad.  La escena donde aparece tomando un baño en La Fontana di Trevi, fue un bombazo! Marcelo Mastroianni no sabía qué hacer, o más bien se paralizaba ante el encantamiento del “monstruo” de voz aniñada, que le pedía “Ven Marcello, ven”

Sin cuidar demasiado el lenguaje (Como aseguran sus entrevistadores) recordaba aquella filmación de la Fontana di Trevi; “estuve esperando con un vestido de noche negro muy escotado en el agua congelada, mientras Fellini, que era insaciable, me pedía más y más sin tener en cuenta que hacia un frío del carajo” (“Carajo” sustituye una palabra aún más fuerte que la diva pronunció)

Los trabajos de modelo, incluidos desnudos integrales para la revista Playboy, sus tres matrimonios y sus romances con los actores   Tyrone Power, Gary Cooper, Errol Flynn, Frank Sinatra, Marcello Mastroianni y el dueño de la firma automovilística italiana FIAT, le granjearon entre sus compatriotas una muy desagradable opinión. Pero Anita, que no está para jugar,  declaró en una entrevista a periodistas suecos de Aftonbladet, que la tiene sin cuidado esas opiniones, y lo mejor, que lo ha demostrado cada vez que ha podido.

Se fue retirando paulatinamente del cine y de su trabajo como modelo. Solo en 1997 trabajó junto a Bigas Luna en la película  “Bámbola”, donde por cierto, comparte reparto con el cubano Jorge Perugorria y el español Manuel Bandera.

Hace muchos años que vive a orillas del Tiber, regresando a Suecia en muy contadas ocasiones. Como ella misma ha declarado; “¿Till Sverige? Snabbvisit” (¿A Suecia? Visita rápida)

La anécdota más fuerte que leí sobre su desenfado, fue cuando asistió, invitada por la Embajada de Suecia en Italia  a una recepción en  honor a Carlos Gustavo XVI y la Reina Silvia y hablarles en inglés. No solo al saludarlos, sino durante el rato que conversó con los monarcas de visita en Roma. Algunos miembros de la sede diplomática, al percatarse, sugirieron incómodos pero con suavidad, pasar a hablar sueco. Entonces ellos, por hacerse los graciosos, y sus majestades, escucharon estupefactos la respuesta de la Ekberg, que ni corta, ni perezosa sentenció; “Yo ni me acuerdo del sueco”.

Por Carlos Bretón.

Anita Ekberg